top of page

Empresas famosas que comenzaron en un espacio de coworking (II)

Actualizado: 10 feb 2022

He aquí tres nuevos ejemplos de empresas que, gracias a los beneficios de utilizar espacios de coworking adquirieron enormes dimensiones y fama a nivel mundial. Dos de ellas siguen creciendo exitosamente en ámbitos como la distribución de música o proyectos solidarios y otra llegó a ser referente en el transporte sostenible, pero su trayectoria varió y terminó retirándose de su actividad.


Spotify

La conocidísima plataforma de música en streaming y podcasts, es una de las startups tecnológicas más destacadas, coincidente en algo con otra mencionada en el artículo anterior. ¿Sabes lo que Spotify y Uber tienen en común? Aparte de haber revolucionado sus respectivas industrias, ambas en sus comienzos utilizaron el afamado espacio de coworking Rocket Space de San Francisco. Es el lugar donde Spotify, originada de un modo muy humilde, sentó las bases de un negocio disruptivo y multimillonario, siendo actualmente de las apps más reconocibles del globo.


Spotify fue lanzada en octubre de 2008. En 2021 tuvo más de 207 millones de usuarios mensuales con podcasts activos y música directamente en sus dispositivos. Un nuevo ejemplo que indica cómo los espacios de coworking pueden ser un terreno apto para el germen de grandes corporaciones y startups, que pueden llegar a ser muy exitosas. No toda empresa puede ser Spotify, ¡pero un coworking puede ayudar a llegar a ello!

Charity: Water


Los grandes negocios no son los únicos que han comenzado su viaje en espacios de coworking, también lo han hecho organizaciones sin fines de lucro. Charity: water es una de ellas, con la misión de llevar agua potable segura a numerosas personas alrededor del mundo. Se lanzó en el año 2006 y ha sido capaz de llevar a cabo más de 44.000 proyectos de agua en 28 países. En 2019, la organización había recaudado más de 370 millones de dólares.


Su fundador fue Scott Harrison, quien durante 10 años había sido promotor de un club de Nueva York. A partir de 2004, Scott Harrison dedicó dos años a colectivos pobres y marginados de la sociedad a través de un servicio de voluntariado en Liberia con Mercy Ships. Harrison se dio cuenta de que numerosos problemas relacionados con educación, seguridad y salud podían remontarse en última instancia a la falta de agua limpia y sistemas básicos de saneamiento. El secreto de su éxito fue, una vez más, el uso de espacios de coworking.


Ofo


Ofo fue una empresa que alcanzó un enorme crecimiento y el liderazgo en su actividad. Llegó a ser muy conocida alrededor del mundo como una startup china de bicis compartidas "sin estaciones", respetuosa con el medio ambiente y que además fomentaba la sostenibilidad. El sistema utilizaba su app para desbloquear y localizar bicicletas cercanas y cobraba una tarifa por hora para su uso.


Fue fundada en 2014. En 2017 Ofo desplegó más de 10 millones de bicicletas, repartidas en 250 ciudades y 20 países. Sus usuarios podían alquilar una bicicleta en cualquiera de estas ciudades sin tener que preocuparse por dónde dejarla y cómo bloquearla. La valoración de Ofo se situó en 2.000 millones de dólares y tuvo más de 62,7 millones de usuarios activos mensuales. Durante la mayor parte de su recorrido, tuvo su sede en un centro de coworking de Londres.


En 2018, Ofo anunció una masiva reducción en operaciones, incluyendo su retirada de la mayor parte de ciudades de EEUU y de varios países completos. Hacia 2020, ante una gran cantidad de deuda impagable, la compañía dejó de operar en el alquiler de bicicletas.


En nuestro próximo post terminaremos de mostrar ejemplos de empresas que en sus comienzos apostaron por el uso del coworking, crecieron y lograron un gran impacto. Síguenos para conocerlos (artículo III, anteriores en artículo I).




11 visualizaciones0 comentarios
bottom of page