top of page

Comportamientos sostenibles en un espacio de coworking (III)

Cerramos nuestro recorrido por ejemplos de comportamientos sostenibles con este artículo, después de los anteriores, (I) y (II).


Mientras estamos trabajando podemos hacer un uso racional de material consumible, previniendo un consumo excesivo y la acumulación de elementos que no sean imprescindibles. Así, aparte de mayor sostenibilidad, es más fácil mantener un lugar de trabajo ordenado y limpio. Y lo que se utilice es importante saber dónde desecharlo. Destacamos el papel por ser de uso frecuente, aunque el consejo es aplicable para otros consumibles. Prácticas relacionadas con cuidar la calidad del aire ayudan a tener un ambiente mejor y más saludable, lo que promueve un mayor rendimiento y más creatividad, entre otras ventajas.


11. Imprimir lo justo


Plantearse si verdaderamente es necesario tener un contenido impreso puede llevar a un considerable ahorro de energía, tóner y papel (por tanto tala de árboles). También ahorra espacio físico de almacenamiento y tiempo para buscar y manipular documentos. Acostumbrarse a manejar la mayor cantidad posible de documentación en versión digital es ventajoso y sostenible.



12. Reciclar papel


El papel que ha hecho falta, ya usado e inservible, tiene una salida conveniente: el contenedor azul. Si previamente se han aprovechado sus dos caras o una parte disponible en sucio, a esa hoja le habremos dado una vida más completa. Pero siempre seamos conscientes de que el papel es un residuo más a separar y ocupémonos de tirarlo correctamente.



13. Reciclar las cajas de paquetes recibidos


De igual manera, cuando lleguen paquetes en cajas de cartón, veamos si podemos reutilizar alguna y apartemos las que ya no hacen falta. Desmontadas y plegadas para reducir espacio, llevémoslas al contenedor azul. Podemos por ejemplo aprovechar el viaje en nuestro camino hacia el exterior.


14. Permitir la circulación de aire


Ventilar con cierta frecuencia permite que el aire circule correctamente en el espacio. Esto actúa en pro de la salud, reduciendo los niveles de CO2, aportando vitalidad y favoreciendo estar más despejados. Y en tiempos de COVID se hace aún más necesario.



15. Plantas que mejoran la calidad del aire


Decorar con plantas adecuadas al clima mejora la calidad del aire, da conexión con elementos naturales y brinda la oportunidad de fomentar el hábito de participar en sus cuidados, dando un toque especial al entorno de trabajo.

¿Qué te han parecido estas propuestas? Si son prácticas ya de costumbre para ti, enhorabuena, seguramente puedas darnos nuevas ideas, déjanos por favor tu comentario.


Si en cambio no las tienes incorporadas en lugares que frecuentes, te invitamos a ser parte activa en promoverlas. También nos gustará conocer esa experiencia.


Uno de esos lugares para practicar hábitos sostenibles es nuestro propio espacio, te invitamos a visitar el resto de nuestra web y contactarnos para solicitar tu plan.



6 visualizaciones0 comentarios
bottom of page