top of page

5 beneficios menos conocidos de trabajar en un coworking

Los espacios compartidos, que a un bajo coste permiten el uso de instalaciones y equipamiento de propios de una oficina, además de otros múltiples beneficios como flexibilidad para ser utilizados y servir de lugar para recepción de visitas de negocios, tienen ventajas menos tangibles y quizá menos conocidas, pero no por ello menos importantes. Veamos 5 de ellas:


1-Suponen un importante impulso para la productividad y creatividad

Trabajar solo en un entorno aislado, como en casa, puede ser aburrido e intrusivo. Puede haber muchas distracciones en el hogar que afortunadamente no están presentes en un entorno de trabajo profesional. Estos problemas son igual de frecuentes para los empresarios que trabajan en cafés locales. Demasiadas cosas podrían desviar su atención de la tarea en cuestión.


En un espacio compartido, otros equipos se encuentran trabajando codo con codo, por lo que el ambiente es de colaboración. Puedes comunicarte con su tecnología para obtener consejos oportunos. Del mismo modo, pueden pedirte sugerencias prácticas cuando estén buscando una solución. Por lo tanto, en general, puedes ahorrar tiempo y energía trabajando desde un co-espacio.



2-Tu equipo puede disfrutar de un espacio de trabajo cómodo y amigable para los negocios

Los problemas de Internet pésimo en casa o en una biblioteca local se evitan fácilmente en un espacio de coworking. Estos espacios están repletos de excelentes comodidades para los negocios que pueden hacer la vida mucho más fácil para el empresario en ciernes. Relájate y organiza tu negocio para las ventas y el éxito.


Además de una conexión a Internet confiable, también encontrarás cómodos escritorios, sillas e iluminación adecuada para todos los miembros del equipo. Es probable que haya impresoras para uso de todos, salas de reuniones para tener una discusión con tu equipo y una despensa completamente surtida, así como un área de ocio para tomar descansos o pasar el rato con sus compañeros de equipo.


3-Obtienes acceso exclusivo a los recursos empresariales

Muy pocas personas hablan del beneficio número uno de compartir un espacio de trabajo: ¡la creación de redes!

Una de las desventajas de trabajar por tu cuenta desde casa es que simplemente no encuentras ninguna posibilidad de establecer contactos con compañeros y personas de ideas afines. Por lo tanto, es posible que te estés perdiendo alguna orientación y recursos útiles.

Sin embargo, trabajar en un entorno de coworking colaborativo te expondrá a nuevas oportunidades e ideas. Puede averiguar sobre eventos de la industria a los que asistir, o recibir algunos consejos críticos sobre el software de gestión de acuerdos de alguien de quien quizás no haya oído hablar. Dado que todos están trabajando hacia el mismo objetivo de construir un negocio y asegurar acuerdos rentables, podéis entenderos fácilmente y aprender unos de otros.




4-Mejora de la rendición de cuentas

Una de las partes más desafiantes de trabajar por cuenta propia es responsabilizarse por el tiempo y el dinero gastado. Cuando solo tienes que responder ante ti mismo, se vuelve difícil encontrar la motivación para cumplir con altas expectativas.

Pero cuando estás pagando por el espacio, incluso si es una cantidad pequeña, es más probable que mantenga las cuentas y los gastos actualizados. Además, tener a otras personas y equipos alrededor también puede inspirar a las personas a dar lo mejor de sí mismas y mantenerse entusiastas frente a las adversidades empresariales. Tener los objetivos y planes del equipo a la vista y siempre disponibles para su comparación te hará responsable de llevarlos al éxito.

El progreso de tu startup depende de ti, pero trabajar con otros equipos te dará el impulso de moral necesario para darle tu mejor oportunidad. Un espacio de coworking te permite establecer tu horario, para que puedas trabajar como quieras, cuando quieras alcanzar tus objetivos.


5-Es un ambiente para sentirse bien

Una encuesta realizada a compañeros de trabajo ayudó a descubrir algunos hallazgos sorprendentes. Para empezar, el 68% del grupo opinó que tienen una mejor concentración en el trabajo cuando trabajan desde un espacio de oficina compartido. Del mismo modo, el 70% dijo que se sentía más saludable de lo que lo haría en una oficina tradicional, y el 91% admitió que sus habilidades de comunicación habían mejorado.

Ahí lo tienes: la vieja escuela, enterrada en la mentalidad del cubículo, ha encontrado a su némesis de "sentirse bien".

La vida de puesta en marcha es agotadora, frustrante y, muchas veces, puede ser francamente abusiva. Pero continuamos de todos modos porque las recompensas valen la pena.

Rodearse de un espacio de coworking de calidad podría ser el secreto para alcanzar el éxito. Encontrarás personas que están pasando por las mismas cosas, junto con muchas otras que ya han enfrentado estos obstáculos y los han superado. Su presencia debe ser un recordatorio constante de que todos estamos juntos en esa búsqueda.



En definitiva, un espacio de coworking es una gran opción para hacer que un negocio prospere, gracias a la combinación de elementos tangibles a disposición de los miembros con destacables aspectos intangibles, derivados de la presencia conjunta de estas personas y las sinergias que pueden darse entre ellos.

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page